El Gobierno argentino, en una reunión clave celebrada en la sede del Ministerio de Capital Humano el 8 de abril, dio un paso importante hacia la salvaguarda de los derechos de los menores y adolescentes en el ámbito digital en la lucha contra el grooming. El encuentro contó con la participación del ministro de Justicia Mariano Cúneo Libarona, junto a representantes de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, la Defensoría de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, y las Secretarías de Educación y de Niñez, Adolescencia y Familia.

Durante este encuentro, se debatió sobre la creciente preocupación por los desafíos que presenta la expansión de las tecnologías digitales y su impacto en los más vulnerables de la sociedad. Los funcionarios destacaron la importancia de adaptarse a los nuevos escenarios que emergen de la interacción en espacios digitales, los cuales pueden dar lugar a situaciones conflictivas, como el abuso sexual infantil a través de internet, práctica conocida como grooming.

En respuesta a estos desafíos, se acordó trabajar en una agenda común que abarque diversas áreas del Estado, con el fin de diseñar e implementar políticas públicas eficaces que enfrenten los riesgos asociados a la evolución tecnológica. Entre las medidas propuestas, se destacan la capacitación dirigida a los centros educativos, la implementación de un plan de convivencia libre de violencias digitales, y la creación de una carta de derechos digitales. Estas acciones buscan la adhesión no solo de agentes del sector público y privado, sino también de organizaciones de la sociedad civil.

Las personalidades presentes en la reunión, como la defensora de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, Marisa Graham, y el secretario de Derechos Humanos, Alberto Baños, resaltaron la urgencia de estas iniciativas. La incorporación de una carta de derechos digitales apunta a establecer un marco de acción concreto que garantice la protección efectiva de los menores en el entorno digital.

Esta iniciativa de Argentina en la lucha contra el grooming marca un precedente significativo en el debate sobre los peligros que enfrentan los menores en internet, poniendo de relieve la necesidad de una acción coordinada entre diferentes sectores del Estado. El compromiso asumido durante este encuentro en el Ministerio de Capital Humano a cargo de la ministra Sandra Pettovello busca asegurar un espacio digital seguro para los más jóvenes.