Los presidentes, Gustavo Petro, de Colombia, y Nicolás Maduro, de Venezuela, expresaron satisfacción dentro de la Declaración Conjunta que firmaron, sobre los avances en materia comercial entre ambos países. Este documento describe que desde 2022, con la «normalización» de las relaciones políticas y diplomáticas, se observó recuperación del intercambio de bienes y servicios, beneficiando tanto a Colombia como a Venezuela.

Tras el encuentro entre Petro y Maduro, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo ahondó en los resultados obtenidos mediante el comercio binacional que se reanudó en 2022. Según datos de esta cartera, el comercio con Venezuela alcanzó los 310,5 millones de dólares entre 26 de septiembre de 2022 y el 30 de diciembre de 2023. A su vez, destacan, esto fue resultado de un intercambio de más de 301 mil 527 toneladas de mercancía. La cual fue transportada, en gran medida, por los puentes de Simón Bolívar, Francisco Paula Santander y Anastasio Girardot, ubicados al Norte de Santander, Colombia.

Así, en consonancia con ello, el Ministerio destacó que durante el primer semestre de 2024 se registró un aumento del 31.4% en el comercio binacional, en comparación con el mismo período de 2023. Lo cual significó un crecimiento del 144% en la tasa anual, derivado de la «normalización» de las relaciones comerciales entre ambos países. Por otra parte, se detalla, de los 62.3 millones de dólares derivados del comercio binacional durante el primer bimestre de 2024, 55.5 mdd ingresaron por los puentes referidos en el comunicado.

Por otra parte, dado este panorama, Gustavo Petro proyectó que durante 2024, las exportaciones de Colombia a Venezuela, podrían alcanzar los mil 200 millones de dólares. Mientras, las importaciones de Venezuela a Colombia alcanzarán entre los 200 y 300 millones de dólares.

Al respecto, el ministro de Comercio Germán Umaña comentó, «seguimos adelantando un trabajo articulado entre las autoridades de los dos países para consolidar esta relación comercial, de inversión y turística». Del mismo modo, afirmó, el objetivo es superar las brechas y garantizar el adecuado desarrollo socioeconómico para las poblaciones de Colombia y Venezuela.

Para ello, indicó que se trabaja en tres aspectos clave de la complementación industrial, productiva, de turismo e inversión. El primero de ellos, la complementación entre las regiones de Táchira y Santander en sectores de la palma africana y la ganadería. Así como, un acuerdo de complementación industrial, productiva y de servicios que impulse la inversión entre fronteras; y por último, tratados de complementación turística.