A través de un comunicado de prensa, el Gobierno de Colombia anunció que, este año, el Estado invertirá 3 billones de pesos en adquisición de tierras. Según anunció el presidente Gustavo Petro, el Gobierno Nacional comprará estas tierras «fértiles e improductivas» a un valor comercial. El objetivo es avanzar en la Reforma Agraria y el cumplimiento del Acuerdo de Paz.

Es la tierra fértil que no está siendo usada para producir. (…) Ahí sobre esa tierra, hacer una propaganda, una comunicación institucional, de que estamos deseando comprarla», afirmó el presidente Petro.

Además, el mandatario dijo que esas tierras les pertenecieron a terratenientes, pero ahora sus descendientes no están interesados en trabajarlas: «esos señores terratenientes, ya con sus años, ven que sus hijos no van a quedarse con su tierra. Entonces hay muchísimos que quisieran ‘desenhuesarse’, vivir sus últimos años de otra manera y venderla. Y nosotros queremos comprarla».

De esta forma, se tiene previsto que la adquisición de estas tierras sea uno de los temas del Congreso del Sistema Nacional de Reforma Agraria, el cual tiene como objetivo avanzar en la estructuración del programa lanzado por el Gobierno. El evento contará con la participación del presidente Gustavo Petro y de 600 funcionarios de las entidades territoriales del sector agrario. El Sistema Nacional de Reforma Agraria y Desarrollo Rural es el conjunto de entidades y organismos públicos que desarrollan actividades relacionadas con la Reforma Agraria, el desarrollo rural y la reforma rural integral.

En efecto, el presidente afirmó que «entonces, para eso hay que establecer una comunicación que nos permita ofertas de tierras fértiles, improductivas, en los departamentos de Colombia». Por otra parte, instó a construir «un sistema en línea que nos permita control público sobre la compraventa de tierras en Colombia«. Este sistema, puntualizó Petro, debe ser «público, visible, transparente, que donde haya un problema se pueda detectar a tiempo».

Por tal motivo, se hizo efectiva la compra de las tierras, las cuales pasan a ser parte de las metas del Gobierno de implementar créditos y proyectos productivos para el agro colombiano. Por otro lado, se oficializó la creación de 60 oficinas municipales de tierras por parte de Agencia Nacional de Tierras (ANT) en articulación con las alcaldías locales. El objetivo es brindar apoyo, asesoría e impulso a los programas de las entidades del sector agrario y rural.

Entre los anuncios que se realizarán en el del Congreso del Sistema Nacional de Reforma Agraria, se espera el programa de crédito para el fortalecimiento de la asociatividad dentro de la Reforma Agraria, llamado «Confianza Colombia», como también, la creación de las ventanillas de Reforma Agraria, que brindarán asesoría a los ciudadanos en temas de reforma rural.