Esto fue confirmado por el Ministerio de Salud y la Superintendencia de Servicios de Salud, y también incorporarán a quienes se dieron de baja por el elevado e injustificado valor de las cuotas.

Según confirmaron fuentes oficiales del Gobierno, las prepagas aceptaron devolver el dinero que aumentaron por encima de la inflación durante los primeros meses del año. También se comprometieron a reincorporar a quienes se dieron de baja debido al valor de las cuotas.

«Apuntamos a un acuerdo, como menciona el Gobierno. Hay muchas empresas y realidades distintas. Es un problema muy complejo que esperamos se resuelva para que no colapse el sistema«, destacaron desde una de las grandes del sector.

Durante el día se llevó a cabo una audiencia en el juzgado civil y comercial federal a cargo de Juan Rafael Stinco. «En el marco de la audiencia convocada por el Juez Juan Stinco, el Gobierno Nacional acordó con las empresas la devolución de todo el dinero cobrado a los beneficiarios«, explicaron desde el Ministerio de Salud.

Por otro lado, el aumento de las cuotas mensuales se realizará según el Índice de Precios al Consumidor (IPC), al menos hasta octubre, es decir, acorde a la inflación. Posteriormente, se estima que los precios se liberalizarán.

Además, las fuentes oficiales destacaron que las empresas del sector aceptaron la propuesta de la Superintendencia de Servicios de Salud de reincorporar sin penalidad y en iguales condiciones a quienes se dieron de baja durante el periodo en cuestión.

Asimismo, la denuncia por cartelización, que fue parte de la negociación impulsada por las siete prepagas más grandes del mercado con el objetivo de dejarla sin efecto, continuará vigente en la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia.

«Tanto el acuerdo de devolución como la continuidad de la denuncia por cartelización son acciones fundamentales y complementarias para continuar desmontando el entramado político-empresarial que queremos dejar atrás«, explicaron desde el Gobierno. Insistieron en que trabajan «con el objetivo de garantizar la libre competencia en el mercado y la libertad de elección de los usuarios«.

Según se pudo conocer, las empresas propusieron devolver lo cobrado de más, pero también solicitaron que se retirara la denuncia por cartelización, lo cual finalmente no ocurrió.

«Las prepagas unificaron una propuesta de devolución de lo cobrado de más. La Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) está analizándola, pero hay voluntad de acuerdo. El tema que a esta hora frena el acuerdo es que las 7 prepagas que están en la investigación por cartelización quieren que se caiga esa investigación también«, indicaron fuentes que participaron del encuentro.

Las empresas habían propuesto que la cuota de junio se ajustara por el IPC y las correspondientes al periodo julio-septiembre por el 95% de ese mismo cálculo, según fuentes privadas. Así, si la inflación en un mes es del 10%, la cuota subiría un 9.5%.

Por otro lado, las empresas pretendían que desde octubre en adelante el Gobierno volviera a liberar los precios del sector, de acuerdo con el decreto dictado a finales del año pasado por el Poder Ejecutivo. Este es otro de los puntos que el Gobierno confirmó.