En un contexto económico marcado por la inflación y la necesidad de ajustes fiscales, el Gobierno ha decidido actualizar los impuestos sobre los combustibles líquidos (ICL) y al dióxido de carbono (IDC). A partir del 1° de junio, los precios de la nafta y el gasoil experimentarán aumentos del 20,44% y 11,26%, respectivamente, según lo estipulado en el Decreto 466/2024, publicado este martes en el Boletín Oficial.

Cabe agregar que los aumentos de mayo de ambos impuestos, se habían pospuesto por decisión del gobierno nacional, aunque las petroleras argumentaron otras necesidades y el incremento fue menor.

El Decreto 466/2024 establece que los incrementos se aplicarán de manera gradual, cubriendo las actualizaciones pendientes de los cuatro trimestres del año 2023 y el primer trimestre del 2024. El presidente Javier Milei, junto al ahora ex jefe de Gabinete Nicolás Posse y el ministro de Economía Luis Caputo, firmaron la normativa que busca ajustar los montos de impuestos aplicables a la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil.