El jefe del bloque de diputados de Hacemos Coalición Federal, Miguel Ángel Pichetto, se unió al kirchnerismo y a un grupo de radicales para la peor votación de la historia de la Cámara de Diputados

En una misma sesión, y ya después de las 12 de la noche después de un largo día de debates, el kirchnerismo, los radicales y el bloque de Miguel Ángel Pichetto se unieron para meter tres goles en contra del pueblo argentino.

Primero, mediante una disposición acordada entre los bloques, se aumentaron 80% el sueldo para estar en línea con el aumento de los senadores de hace unas semanas. Después, aprobaron en general una fórmula jubilatoria que implicaría un gasto del 0,45% del PBI, lo que pondría a la Argentina nuevamente bajo déficit fiscal y crisis financiera.

Por último, y quizás la decisión más en contra del pueblo de la jornada, fue la de votar en contra en la votación en particular del artículo 11, que pretendía la eliminación de las jubilaciones de privilegio para presidentes y vicepresidentes de ahora en adelante.

Le están dando vuelta al tema y nadie lo dice: esto determina la jubilación o pensión de los presidentes. Se limita, se prohíbe, que los presidentes, de acá en más, a partir de la sanción de esta ley, no tengan ningún beneficio por parte del Estado”, argumentó Pichetto que se mostró desesperado para que la votación saliera de esta manera.

La norma fue sometida a votación, donde recibió 111 votos negativos, contra 109 positivos y 15 abstenciones. Hasta último momento no se sabía qué iba a pasar, y si se aprobaba, desde Presidencia tenían pensado hacer un veto parcial para derogar la fórmula jubilatoria pero dejar la eliminación de las asignaciones vitalicias.

Ante este riesgo, y para cuidar los privilegios de la casta, varios diputados votaron en contra, para suprimirlo del documento final del proyecto de ley. “El que diseñó y pensó esto tiene una visión de la antipolítica muy perversa. Fundamentalmente cree que la política es para narcos, marginales y delincuentes, gente que no tiene ningún interés en defender la Argentina, y piensa que el presidente, cuando termina su mandato, tiene que ir a pedir trabajo a una fábrica. Eso es lo que piensa en su cabeza estúpida”, dijo Pichetto a los gritos antes de votar.

Por su parte, el jefe de la bancada de la Unión Cívica radical (UCR), Rodrigo De Loredo, pidió el voto a favor de dicho artículo, pero en sus palabras se demostró que no entendía lo que se estaba votando.

Mientras que el artículo 11 eliminaba las asignaciones vitalicias a partir de este año, por lo que solo afectaría a Javier Milei, Victoria Villarruel, y los próximos mandatarios, señaló que “resulta sumamente irritante que aun en los estadios económico y emergenciales de Argentina una expresidenta perciba una remuneración que supera los 9 millones de pesos cuando un haber previsional básico es de 240 mil pesos, incluyendo los bonos”.

Inmediatamente después tomó la palabra Cristian Ritondo, quien anticipó que el voto del bloque PRO que preside sería “todo negativo menos el artículo 11”. El PRO, junto con La Libertad Avanza, fueron los únicos que votaron en contra de la fórmula jubilatoria que pretendía quebrar al Estado Nacional, pero a favor de eliminar las jubilaciones de privilegio.