Enrique Ferrer Vieyra fue designado como nuevo embajador argentino en Rusia. El 2 de mayo de 2024, Serguéi Riabkov, Vicecanciller de Rusia, se reunió con el nuevo embajador designado de Argentina en Rusia, el cual presentó las copias de sus Cartas Credenciales que lo convierten automáticamente en embajador.

Las partes discutieron acerca del desarrollo de las relaciones entre Rusia y Argentina, lo que incluye el diálogo político bilateral y nuevas medidas para fortalecer la cooperación multifacética, sobre todo en el ámbito comercial y económico. Así lo anunció la cancillería de Rusia en su canal de Telegram.

El nuevo embajador asume su cargo un día antes de que Vladimir Putin inicie un nuevo mandato lluego de ganar las elecciones de marzo en medio de unos controversiales comicios. Enrique Ferrer Vieyra reemplazará a Eduardo Zuain, una figura afín al kirchnerismo, con el fin de buscar una relación pragmática con la Federación Rusa a pesar del explícito apoyo del presidente Milei a Ucrania en su guerra contra Rusia.

La Cancillería Argentina oficializó la designación de Vieyra el 13 de mayo de 2024. El diplomático de carrera era parte anteriormente de la subsecretaría de Negociaciones Económicas Internacionales e Integración de la Cancillería. A las órdenes del secretario, Héctor Cima, Vieyra era uno de los encargados de la negociación del acuerdo Unión Europea-Mercosur, la cual quedó opacada por la negativa de Francia y otros países.

Por otra parte, Vieyra fue jefe de gabinete del subsecretario del Mercosur y Negociaciones Económicas Internacionales bajo el mando del canciller Jorge Faurie durante el gobierno de Mauricio Macri. Pero, además, entre sus antecedentes, se puede ver que cumplió funciones diplomáticas en la embajada argentina en Washington entre los años 1992 y 1997, como también en Reino Unido entre 2001 y 2009 y en la Misión Permanente ante los Organismos Internacionales en Ginebra (2012-2016).

Entre los desafíos que le esperan al nuevo embajador se encuentra principalmente la evidente ruptura del vínculo bilateral entre Rusia y Argentina como producto de la guerra en Ucrania. El presidente Milei ha mantenido una relación cercana con el presidente Volodimir Zelenski, de hecho, este estuvo presente en la asunción del presidente argentino el 10 de diciembre.

Además, el presidente Putin ha cuestionado los planes de dolarización del nuevo gobierno al considerarlo como «una pérdida significativa de soberanía». Entre otros puntos conflictivos entre ambas naciones se encuentra el retiro por parte de Argentina de los BRICS, una alianza a la cual el expresidente Fernández había organizado su ingreso. A pesar de todo lo mencionado, la cancillería argentina sostiene que la intención de tener un embajador en Rusia con el fin de enviar un mensaje de «normalización» de vínculos con el Kremlin.