Casi 300 empleados ya han entrado en el programa de retiro voluntario que impulsa el Gobierno Nacional, indicando un gran optimismo para el cierre en tiempo y forma de la agencia estatal que Milei prometió eliminar.

Durante el discurso de la 142° Apertura de las Sesiones Ordinarias en el Congreso de la Nación, el presidente Javier Milei anunció la intención de cerrar la agencia estatal de noticias, Télam.

El primer día hábil tras el anuncio, el lunes 4 de marzo, después de las 00 horas, se le ordenó a la Policía de la Ciudad que vallara la sede de la agencia estatal, situada en Bolívar 531, impidiendo cualquier intento por parte de los trabajadores de resistir el cierre de esta institución.

De esta manera, comenzó un proceso que ningún otro gobierno se había animado a hacer: ponerle fin al medio de comunicación estatal creado en dictadura. Cabe recordar que Télam fue fundado por Perón durante el régimen militar del GOU como una agencia dentro de la SIDE, y luego refundada como Sociedad del Estado por Onganía en su presidencia de facto.

Al frente de este proceso está el interventor Diego Chaher, quien en poco más de un mes desde que lanzó este proceso ya logró que casi el 40% de la planta permanente de la agencia se adhiera al plan de retiro voluntario.

«Dado el alto interés demostrado por los trabajadores el plan de retiros se extenderá por 7 días más«, aseguró Chaher, quien pretende desvincular de la manera más prolija a los 700 empleados que actualmente tiene la agencia.

Entre quienes pidieron acceder a este beneficio aparece uno de los históricos abogados de Sipreba (Sindicato de Prensa de Buenos Aires), Mariano Suárez, por lo que hay un alto optimismo entre la nueva dirigencia que el proceso de cierre resultará un éxito, ya que los mismos miembros del sindicato están adhiriendo.

Al mismo tiempo ya se materializó el cierre de las oficinas de corresponsalías en Corrientes y en Rosario, y en los próximos días ocurrirá lo mismo con la sede que tenía la agencia en la ciudad de La Plata, en la provincia de Buenos Aires.

Además de los 700 empleados, Télam tenía 27 corresponsalías en todo el país. En el año 2023, las cifras revelaron ingresos operativos de $12.288 millones de pesos, frente a gastos de $18.023 millones de pesos, generando un déficit anual de $5.735 millones de pesos (equivalentes a $16 millones de pesos por día).

La agencia, cooptada por la militancia kirchnerista, funcionó en los últimos 4 años como una herramienta de «propaganda kirchnerista», en especial durante la campaña del año pasado, cuando hicieron campaña abiertamente por el entonces ministro de Economía, Sergio Massa.