Recientemente, la organización sin fines de lucro, Archivo Nacional de Seguridad, público una «Lista Negra» de funcionarios colombianos presuntamente vinculados con el narcotráfico en la década de los 70s. De acuerdo con la entidad, la lista fue elaborada por la administración del presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter. La cual fue entregada al entonces presidente de Colombia, Alfonso López Michelsen, como una forma de ganar influencia sobre la política de drogas.

De esta forma, la prensa colombiana considera polémica esta lista no solo por exponer a diversos funcionarios de alto nivel de la década de los 70s con el narcotráfico, sino porque evidencia la intención de Carter de influir sobre las decisiones de López Michelsen, al menos en lo concerniente al tráfico de drogas. Cabe resaltar, las acusaciones documentadas se encuentran en el Archivo Nacional de Seguridad, institución no gubernamental que se encarga de archivar documentos públicos relacionados con la política exterior que son descalificados por el Gobierno Federal.

Entre los principales funcionarios nombrados en el documento, se encuentran diversos personajes, los cuales ejercieron como ministros durante el período presidencial de López Michelsen. Entre ellos, el ministro de Defensa, Abraham Varón Valencia; el ministro de Trabajo, Óscar Montoya Montoya; y el coronel Humberto Cardona Orozco. Sobre este último, existe un documento en el cual se detalla que fue destituido de su cargo por «corrupción relacionada con narcóticos». Además, se adjunta supuesta evidencia, la cual demuestra que recibía sobornos de narcotraficantes colombianos.

Así, el nombre más polémico dentro de la Lista Negra es el del candidato presidencial del partido liberal en 1978, Julio César Turbay. En el archivo se encuentran documentos que demuestran que Turbay, a través de su sobrino Aníbal Turbay, tenía vínculos con narcotraficantes como José Manuel Parra Urrea. Quien, de acuerdo con la documentación de Carter, tenía el poder para elegir a los jefes de organismos encargados de hacer la ley en el país.

Por otra parte, se adjunta un memorando que refiere «posibles actividades asociadas al narcotráfico» del hijo del entonces presidente, Alfonso López Caballero. En una síntesis de 5 páginas se resumen casos donde es asociado el hijo del presidente con figuras como Griselda Blanco. Sin embargo, se observa, el entonces asesor jurídico del Departamento de Estado, indicó no se solicitaría ninguna acusación formal contra Alfonso López por parte del Distrito de Nueva York. La Lista Negra incluye 42 documentos que vinculan a al menos 30 personas con cargos públicos en 1970, con el tráfico de drogas y otras actividades ilícitas.