El vocero presidencial Manuel Adorni, anunció desde Casa Rosada el 24 de abril en conferencia de prensa, que la justicia argentina hizo un pedido de captura a Interpol de Ahmad Vahidi, ministro de Interior iraní. El funcionario es señalado como uno de los responsables del ataque a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) perpetrado en el año 1994 en la Ciudad de Buenos Aires.

Actualmente, Vahidi integra una comitiva gubernamental se encuentra ubicada en Pakistán y Sri Lanka. El Gobierno argentino solicitó además de Interpol, a los gobiernos de ambos países asiáticos la detención del funcionario. Por tal motivo, se presume que en el viaje a Sri Lanka, el presidente iraní, Ebrahim Raisí no estuvo acompañado por Vahidi. Oficialmente, según fuentes de Irán, la ausencia del ministro del Interior se debió a que tenía que asistir a la toma de posesión de un gobernador.

Con un saldo de 85 muertos y más de 300 heridos, el atentado a la AMIA en 1994 es considerado el mayor ataque terrorista dirigido a una comunidad judía en Latinoamérica. Luego de 30 años, las víctimas del atentado siguen pidiendo justicia y la comunidad judía apunta a Irán como el principal responsable. Sin embargo, el gobierno iraní sigue negando su implicancia en el hecho.