La administración de Joe Biden anunció la cancelación de deuda estudiantil para 277 mil estadounidenses más, alcanzando un total de 153 mil millones de dólares de alivio para 4.3 millones de ciudadanos a través de diversas acciones. Esta reciente medida forma parte de una serie de esfuerzos que, si se implementan completamente, podrían resultar en la cancelación de deudas para más de 30 millones de estadounidenses, sumando las acciones realizadas durante los tres años recientes.

De esta manera, los beneficiados en esta ronda incluyen a prestatarios inscritos en el Plan SAVE, aquellos bajo planes de pago basados en ingresos, y quienes reciben el perdón de préstamos por servicio público. La revisión de los planes de pago basado en ingresos y el lanzamiento del Plan SAVE, catalogado como el plan de pago más asequible hasta la fecha, son parte de las iniciativas recientes. El Plan SAVE ya cuenta con 8 millones de inscritos, de los cuales 4.5 millones ya no pagan, y más de un millón tienen pagos menores a 100 dólares. Este plan también ofrece un camino acelerado hacia la cancelación de deuda después de al menos diez años de pagos para aquellos con préstamos de bajos montos.

Desde el inicio de su mandato, la administración de Biden aprobó la cancelación de más de 54 mil millones de dólares en deudas para 1.3 millones de prestatarios bajo planes de pago basados en ingresos, incluyendo el nuevo Plan SAVE. Estos esfuerzos complementan otras acciones destinadas a cancelar la deuda de cerca de 900 mil trabajadores del servicio público, 1.3 millones de estudiantes afectados por instituciones educativas fraudulentas, y cerca de 550 mil prestatarios con discapacidad total y permanente, incluyendo a muchos veteranos.

«Desde el primer día de mi administración, prometí luchar para garantizar que la educación superior sea un boleto para la clase media, no una barrera para las oportunidades», Joe Biden

Mientras el Gobierno estadounidense sigue avanzando en la cancelación de deuda estudiantil a través de la mejora de programas existentes y mediante el Plan SAVE, también explora nuevos planes que podrían expandir significativamente esta cancelación a decenas de millones más. Recientemente, el Presidente anunció un camino alternativo hacia la cancelación de deuda como respuesta a la decisión de la Corte Suprema en 2023.