Las Cancillerías de ambos países avanzan en una mayor venta de unidades hacia el país centroamericano, y tambien busca la exportación hacia Honduras.

En medio de la participación del presidente argentino Javier Milei en la segunda investidura del presidente salvadoreño Nayib Bukele, la Cancillería argentina anunció que está avanzando en negociaciones para habilitar un cupo de exportación de vehículos argentinos hacia El Salvador.

Fuentes oficiales informaron que, en el contexto de la asunción del presidente Nayib Bukele, el presidente Milei se reuniría con el mandatario salvadoreño para hablar sobre las necesidades del sector automotriz, como una de las áreas clave para el desarrollo comercial entre los países.

Otro eje que conversaron los presidentes fue la posibilidad de ensamblar automotores para reexportarlos a otros mercados, aprovechando la capacidad instalada de los fabricantes de equipos eléctricos en la región.

«Se trata de países donde las marcas asiáticas están bien establecidas y los mercados son pequeños, pero es importante comenzar a mostrar la producción argentina y mejorar la inserción«, indicaron las fuentes.

Argentina «es un gran productor mundial de pickups y con la venta de apenas 1.500 unidades al año, El Salvador representa un mercado con gran potencial para aumentar las ventas de vehículos«, expresaron las fuentes.

«Para nosotros, El Salvador es un mercado interesante. Aunque los niveles de importación son bajos, creemos que puede ser una puerta de entrada a otros mercados de Centroamérica«, explicaron desde Cancillería.

«No solo estamos activando el acuerdo desde el punto de vista comercial, sino también buscando agregar valor, como realizar alguna terminación o proceso de transformación aquí en El Salvador«, aseguraron.

En cuanto a la distribución de marcas a nivel regional, del total de vehículos tipo automóvil que circulan en Centroamérica, aproximadamente el 55% corresponden a las marcas Toyota, Hyundai, Nissan y Honda, según datos proporcionados por la industria.

Además, en los registros del parque vehicular centroamericano, cerca del 30% de las unidades tipo automóvil corresponden a Mitsubishi, Mazda, Chevrolet, Ford, Suzuki, Volkswagen y Kia.

Recientemente, la canciller Diana Mondino se reunió con su homólogo costarricense, Arnoldo André Tinoco, y subrayó que Costa Rica «es un socio significativo para Argentina en la región, con coincidencias en diversos foros multilaterales y una cooperación bilateral que abre nuevas oportunidades«.

Ambos enfatizaron que, aunque el comercio entre ambos países es superavitario para Argentina, existe un gran potencial para aumentarlo y diversificarlo, especialmente en sectores como el automotriz, donde la Cancillería continúa promoviendo la exportación de pickups hacia Centroamérica.

Otros sectores como maquinaria agrícola, turismo, software, servicios informáticos, productos alimenticios e insumos médicos también podrían ingresar a Centroamérica en el mediano plazo. De manera gradual, el Gobierno y las terminales automotrices comenzarán a ingresar en un mercado muy amplio, aunque actualmente dominado por marcas asiáticas.

Según fuentes de la industria, la “hoja de ruta” también incluye a Honduras, aunque aún no se ha definido una fecha. El objetivo principal es firmar acuerdos de libre comercio, ya que la potencialidad para exportar pickups es considerable. Para el viaje a Honduras, se han inscrito autopartistas y terminales, con la consigna de fomentar un mayor intercambio comercial. “Hoy se exportan 3,000 unidades al año y el mercado tiene una capacidad de 11,000 unidades/año”, explicó un directivo del sector.

El Salvador, según un informe sectorial, muestra un «negocio cíclico y muy frágil frente a las crisis internacionales«. Guatemala está dominada por las marcas asiáticas y predomina la compra de autos usados, aunque el mercado de vehículos nuevos está en crecimiento.