En medio de las investigaciones contra Begoña Gómez, la mujer del presidente español, Pedro Sánchez, ha salido a la luz una reunión extramatrimonial entre la Primera Dama y Javier Hidalgo, hijo del mega empresario Juan José Hidalgo, dueño del grupo turístico Globalia.

Javier, que oficiaba de consejero delegado de la empresa de su padre, se reunió por primera vez con Begoña en un hotel de San Petersburgo, Rusia, en septiembre de 2019, tras asistir a la XXIII Asamblea General de la Organización Mundial del Turismo (OMT).

El medio español The Objective reporta que Begoña, quien ya estaba casada con Sánchez y él ya era presidente de España, tuvieron un encuentro privado tras conocerse en la cena inaugural de la OMT en una habitación privada del hotel.

Según las fuentes del hotel consultadas por The Objective, el encuentro se produjo a medianoche, cuando Begoña fue a la habitación de Hidalgo. Según ha podido saber este periódico, la esposa del presidente del Gobierno ordenó a los escoltas que le acompañaban que se retirasen.

Si bien esta es la primera reunión que tuvieron, la justicia está investigando otra reunión que tuvieron Begoña e Hidalgo, esta vez más formal, con el cabecilla de la trama Koldo, Víctor Gonzalo de Aldama, otro de los empresarios vinculados con la causa de tráfico de influencias, el 24 de junio del 2020.

En dicha reunión, Begoña habría traficado beneficios económicos personales para ella y sus fundaciones, a cambio de que su marido, Pedro Sánchez, le otorgue subsidios a Globalia y a Air Europa. Las empresas de turismo y aerocomerciales habían sido fuertemente golpeadas por la pandemia, pero no cumplían con las condiciones para efectivamente recibir ayuda del Estado.

Durante el gobierno de Pedro Sánchez, Globalia recibió una ayuda económica de 475 millones de euros, mientras que Air Europa Holding, recibió unos 320 millones.

A juicio de Manos Limpias, quien denunció a Begoña, se produjo un trato preferencial para estas dos empresas, ya que ni Globalia ni Air Europa pasaron controles a los que fueron sometidas otras compañías para recibir esas ayudas y no cumplía requisitos de la Unión Europea.

La organización denunciante ha recalcado además que Air Europa tenía una deuda con Hacienda de 55 millones, lo cual impide que reciba nuevas asistencias hasta que no salden lo adeudado, o al menos que ingrese a un plan de pagos con el gobierno.

Si no cumplían con las condiciones, ¿cómo fue que recibieron una de las asistencias más abultadas de los últimos años? Según Manos Limpias, por injerencia de Begoña Gómez, quien habría utilizado su vínculo matrimonial con el presidente del país para conseguirles ese apoyo.

En su denuncia, Manos Limpias expone que Begoña, “prevaliéndose” de su relación con su marido, habría recomendado o avalado “por carta de recomendación con su firma a empresarios que se presentan a licitaciones públicas”.

Los vínculos con Begoña son muy claros además de la supuesta relación personal: uno de los empresarios más importantes de Globalia, adjudicatario de licitaciones de 10 millones de euros en asistencias, organizó un máster que quedó a cargo de Begoña Gómez en el Instituto de Empresa.

En el caso de Air Europa, los directivos pactaron pagar 40 mil euros al año al Africa Center, fundación de la cual Begoña es presidente, además de 15 mil euros por año para que ella y los demás directivos puedan viajar a África en primera clase.

En otras palabras, según la denuncia, Begoña intercambió favores a cambio de conseguirle ayudas a empresarios en plena crisis económica. Quien fuera el facilitador del lado de todas estas empresas, y quien también está imputado en la denuncia, es el presidente del Zamora CF Víctor de Aldama, uno de los principales investigados en el denominado caso Koldo, a quien sitúa como el “contacto” de Gómez con la empresa Globalia.

Reunión en San Petersburgo

Las fuentes de The Objective confirman que en dicho encuentro Gómez también mostró interés en que la compañía Globalia, que se quejaba de tener «una mano negra» que impedía sacar adelante determinados proyectos, pudiera actuar a cambio ayudando al IE African Center, que dirigía Begoña Gómez desde agosto de 2018.

La petición de Javier Hidalgo a la mujer del presidente del Gobierno se produjo apenas tres meses antes de que se retratara públicamente a Javier Hidalgo y Begoña Gómez en unos premios de startups de la empresa Wakalua, filial de Globalia creada ad hoc para estrechar lazos con la mujer del presidente. 

Se da la circunstancia llamativa de que Globalia Corporacion Empresarial fue la única empresa privada española invitada a la XXIII Asamblea General de la OMT en la ciudad rusa, y que el cabecilla de la trama Koldo fue invitado como consejero de la compañía, según consta en el listado de asistentes al que ha tenido acceso este diario, si bien no tenía responsabilidad ejecutiva en la misma.