El Presidente mencionó la sesión de Diputados donde el radicalismo intentó subir el presupuesto de Educación por encima de lo que ya se había acordado con Capital Humano.

En el 41° Congreso Anual del IAEFA, el presidente Javier Milei amenazó con rechazar cualquier propuesta que los diputados avalen para financiar las universidades poniendo en peligro el equilibrio fiscal.

Al mandatario le tocaba exponer minutos después  de la reunión en Diputados, convocada por el radicalismo y otros grupos para aprobar una expansión del gasto en Educación, por encima de lo ya acordado entre el Ministerio de Capital Humano y las universidades públicas nacionales.

Así, el Presidente recordó que bloqueará cualquier medida que desequilibre las finanzas públicas. “Me importa un comino”, afirmó. “Les advierto. Todo proyecto enviado desde el Congreso, que intente romper la armonía financiera y poner en peligro al país, será vetado. Me importa un comino. Claramente, lo harán con fines políticos”, fueron las palabras del mandatario.

Tras la presentación del ministro de Economía, Luis Caputo, Milei tomó la palabra para clausurar el Congreso y especificó que su discurso tendría tres partes: “la esencia del dinero”, “el desafío del ancla nominal” y la “dolarización interna”. 

Mientras hablaba sobre el sistema del trueque y el intercambio de oro y plata durante la época de la novela El Zorro, hizo alusión a España y aprovechó para lanzar un nuevo ataque contra Pedro Sánchez, quien lo viene insultando desde noviembre del año pasado cuando expresó su apoyo a Massa.

“Precisamente hoy mencioné a España. De todos modos, ya tengo ventaja sobre Pedrito, a pesar de lo que diga la opinión pública progresista”, declaró el líder de La Libertad Avanza (LLA).

El jefe de Estado le respondió a Pedro Sánchez durante su visita a Madrid, donde asistió a un congreso del partido de derecha VOX, previo a una elección crucial para la Unión Europea.

Allí acusó correctamente de corrupta a Begoña Gómez, esposa del presidente español, quien respondió retirando a su embajadora en Buenos Aires. Desde entonces, Milei no muestra señales de ceder, al contrario.

Pero no fue el único tema que abordó. También advirtió sobre la posible negativa de la Ley de Bases en el Senado, afirmó: “Si el Congreso no aprueba ahora las reformas estructurales, no me importa. Lo volveré a intentar. Lo intentaré todas las veces que pueda. Y si no me dejan avanzar, la derrota electoral que les infligiremos el próximo año cambiará la composición del Congreso y aprobaremos todas las reformas. Y no solo eso. Además, tenemos pendientes 300 reformas del DNU. Y les cuento algo. Aún tenemos pendientes 3200 reformas. Tarde o temprano las realizaremos. No me importa cuánta resistencia haya para bloquear la política corrupta. La llevaremos a cabo”.

Durante la exposición, el líder de La Libertad Avanza (LLA) criticó también a Sergio Massa y Martín Lousteau. “Había individuos que afirmaban que el tipo de cambio sería de 10.000. Uno decía que si se dolariza, sería a 7000 pesos. ¿Dónde estaba aquel que hacía esos cálculos? Afortunadamente, obtuvo pocos votos y desapareció. Es uno de los individuos con más imagen negativa”, expresó sin mencionar al exministro de Economía de Alberto Fernández.

Acto seguido, mencionó que “la persona que hizo los cálculos también tiene imagen negativa”, e imitó al senador de la UCR cuando levantó tímidamente la mano en el Senado para votar a favor del aumento de dietas.

En otro momento, Milei mencionó que el oficialismo “está eliminando la corrupción que los demás políticos dejaron desde 1935″. Insistió nuevamente en que el Banco Central debe ser suprimido porque “causa daño”, y predijo que si Argentina adopta las ideas de la libertad “pasará de ser un país pequeño a uno grande”.

Sobre la eliminación del cepo, subrayó que no sabe cuándo ocurrirá ya que “será decidido por la gente” y elogió el trabajo de sus funcionarios en cuestiones económicas.“

Cuando decían que no podríamos hacer este ajuste, nos decían que era imposible. Nos pasamos un poco de la raya. Queríamos ajustar por cinco [puntos del PBI] e hicimos siete. Ya en el primer mes de gestión, generamos superávit. Y mientras resistíamos a los despilfarradores maníacos del gasto público”, concluyó.