Durante la presentación del libro «El camino del libertario«, organizado por el periódico La Razón, propiedad de Editorial Planeta, Javier Milei presentó su visión del futuro económico de Argentina. El mandatario destacó la eliminación de factores de emisión monetaria exógena y aseguró: «Estamos eliminando todos los factores de emisión exógena (…). Cuando terminamos de sanear el Banco Central, vamos a liberar el cepo y el tipo de cambio va a ser libre». Además, reafirmó su intención de penalizar la emisión de dinero, afirmando: «Vamos a enviar una ley para que emitir dinero sea delito».

Juan Ramón Rallo, economista y quien escribió el prólogo del libro de Milei participó del encuentro. La presentación se desarrolló en un ambiente distendido, donde el jefe del Ejecutivo argentino aprovechó para agradecer la asistencia del líder de Vox, Santiago Abascal, a quien se refirió como «mi amigo Abascal». También tuvo palabras de elogio para Agustín Laje, calificándolo de «maravilloso y genial».

Milei se mostró optimista sobre la situación económica actual de Argentina. «Hoy hablamos de créditos hipotecarios a 30 años. Algo cambió», señaló, y agregó que «las jubilaciones le están ganando a la inflación». Comparó su gestión con la del expresidente Carlos Saúl Menem, destacando que la ley Bases es «cinco veces más grande que su reforma».

Ley bases y otras leyes

Asimismo, el Presidente argentino expresó confianza en la aprobación de sus proyectos de ley presentados al Congreso: «Pueden demorar más o menos, pero van a salir. Y se vienen 3000 más». En sus declaraciones, el líder libertario no se ahorró críticas hacia el socialismo, al afirmar, «cuando uno se vuelve muy exitoso aparecen las nefastas ideas socialistas y ellos no tienen problema en asesinar gente porque cargan en su haber 150 millones de muertos». Además, añadió: «Lo que hace el socialismo es darle una justificación bonita a la envidia. La idea de justicia social es una idea de resentidos y envidiosos. Para lograr esa política distributiva le tienen que robar a otros».

Confirmó que se mantiene el plan de cerrar el Banco Central y ante la respuesta de «absolutamente», el auditorio estalló en aplausos. A eso agregó, «estamos incomodando a los rojitos de todo el mundo».

Asimismo, Milei también elogió a Rallo por su valentía al involucrarse en la política práctica y no limitarse a la academia: «Imagínense lo que es el barro de la política. Tengo barro por todas partes. Me limpié bastante antes de venir acá».

La participación del presidente Javier Milei fue cuestionada por un sector opositor, ante ello, subraya el compromiso del mandatario con una reforma económica radical en Argentina, enfocada en la liberalización del tipo de cambio y la eliminación de la emisión monetaria. Como premisa, Milei planteó seguir el camino de estabilizar la economía y fomentar un crecimiento sostenible, alejándose de políticas consideradas perjudiciales y contrarias a la libertad económica.