La injusta sentencia inicial en 2021 lo condenó a una pena de 2 años de prisión y 5 años de inhabilitación tras abatir a un delincuente involucrado en un robo en el barrio de La Boca. Sin embargo, la decisión fue anulada por Casación, que ordenó un nuevo juicio oral.

La Sala II de la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal, presidida por los jueces Horacio Días y Eugenio Sarrabayrouse, revocó la condena impuesta injustamente al policía Luis Chocobar en 2021 por su participación en un incidente en el barrio de La Boca, en donde defendió a un turista estadounidense de un delincuente que lo apuñaló reiteradas veces para robarle sus pertenencias.

Los magistrados anularon el juicio previo en el que Chocobar fue declarado culpable y ordenaron designar un nuevo tribunal oral para llevar a cabo un nuevo proceso.

En aquella ocasión, un Tribunal de Menores había encontrado al oficial Chocobar responsable del delito de homicidio agravado por exceso en el cumplimiento del deber, condenándolo a dos años de prisión y cinco años de inhabilitación para ejercer cargos públicos. Sin embargo, esta sentencia fue anulada el lunes pasado.

La decisión de anular la condena se basó en que los fundamentos dados por los jueces del Tribunal Oral de Menores Número 2, Jorge Ariel ApoloFernando Pisano y Adolfo Calvete, presentaban contradicciones internas respecto a la conducta de Chocobar. Según la resolución de Casación, «existen evidentes e importantes inconsistencias y contradicciones internas en cada uno de los votos, así como externas, ya que, tal como plantea la defensa en su recurso, los tres votos expresan circunstancias distintas sobre aspectos clave del hecho atribuido a Chocobar«.

El incidente tuvo lugar en la mañana del 8 de diciembre de 2017, cuando Juan Pablo Kukoc y otro menor de edad, identificado como J.M.P.R., intentaron robar la cámara de fotos del turista estadounidense Frank Joseph Wolek en el barrio de La Boca, mientras este fotografiaba los murales en la calle Garibaldi, entre las calles Suárez y Olavarría. Ante la resistencia de Wolek, Kukoc lo apuñaló, y en respuesta, el oficial Chocobar intervino persiguiendo a Kukoc, quien fue abatido por los disparos del oficial.

En el juicio oral, Chocobar fue condenado como autor del delito de homicidio agravado por exceso en el cumplimiento del deber, mientras que J.M.P.R. recibió una sentencia de nueve años de prisión por tentativa de homicidio criminis causa y tentativa de robo contra Wolek.

Este caso generó una importante conmoción pública, y la entonces ministra de Seguridad durante el gobierno del PRO, Patricia Bullrich, expresó públicamente su respaldo a Chocobar. Además, el oficial Chocobar fue recibido en la Casa Rosada, donde se reunió con el entonces presidente Mauricio Macri.

La Cámara de Casación confirmó este martes la condena a nueve años de prisión para J.M.P.R., ya que rechazó todas las apelaciones presentadas por su defensa. Sin embargo, el tribunal sí aceptó la apelación de la defensa del policía Chocobar. Los magistrados consideraron que los votos de los jueces del tribunal oral presentaban contradicciones entre sí sobre la conducta de Chocobar, lo que llevó a la anulación del fallo.

Según Casación, cada uno de los tres jueces del tribunal oral expresó diferentes circunstancias sobre la conducta de Chocobar al efectuar los disparos mientras perseguía a Kukoc.

«No hay manera de conciliar una primera versión, donde seis de los siete disparos se realizaron en respuesta a un intento de ataque y el último para detener la huida del agresor; una segunda versión que describe cuatro disparos dirigidos para detener la huida, precedidos por otros tres disparos al aire de forma intimidatoria; y una tercera versión que incluye tres disparos al aire con fines intimidatorios, seguidos de otros cuatro disparos realizados al interpretar erróneamente un ataque inminente», resumió Casación las discrepancias en los fundamentos.

Los magistrados también señalaron que «las auto-contradicciones y déficits en la fundamentación de los tres jueces impiden conocer qué es lo que se representó Chocobar concretamente con relación al homicidio; si hubo un enjuiciamiento serio del riesgo que introdujo; o si lo minimizó, a tal punto que no cabría formular una imputación dolosa».

Además, destacaron «la ausencia de la más elemental claridad en la argumentación de la sentencia» y la falta de un «déficit de motivación lógica en la sentencia judicial«. En consecuencia, Casación anuló el fallo respecto a Chocobar, apartó al Tribunal Oral de Menores N°2 y ordenó que se realice un nuevo juicio oral tras sortear un nuevo tribunal.

El presidente Javier Milei publicó un mensaje en su cuenta de X, en donde festejó la decisión de la justicia, y respaldó tanto a Chocobar, como a cualquier otro uniformado que actúe en defensa propia o de terceros, y en contra de los delincuentes.