El actual presidente de Colombia, Gustavo Petro, se encuentra generando revuelo debido a sus explosivas declaraciones en torno a los nazis. En más de una ocasión, como si se tratara de una obsesión, el mandatario se ha expresado en las redes sociales con diversos discursos polémicos que se encuentran en torno a políticas de diversos países.

La más reciente de ellas gira en torno al expresidente Álvaro Uribe Vélez, a quien acuso de que sus simpatizantes han conspirado en contra de su gobierno y los tildo de Neonazis.

Asimismo, en la red social X, el mandatario expresó «Este señor no existe es un perfil falso. A partir de estas tecnologías grupos neonazis que se dicen uribistas, buscan la destrucción del gobierno nacional; algunos políticos les hacen caso. Dos ideas falsas manejan en esta historia que están construyendo».

Sin ir más lejos, el pasado martes 3, Gustavo Petro fue condecorado en Palestina con el Gran Collar del Estado y, en su discurso se refirió sobre la política internacional. Allí refirió que «Hoy es un 1933 que no es en Alemania, es en el mundo. Esas fuerzas ascienden, el fascismo está ascendiendo en el mundo y hay que llamarlo como es: son los nazis que vuelven al poder, que se vienen a vengar, que quieren hacer de la humanidad un robot esclavizado, sin libertad».

Asimismo, en referencia al conflicto entre Gaza e Israel el presidente colombiano indicó, «ahora lo tenemos aquí; los nazis están en el poder; ascienden a través del capital financiero, logran conducir el gobierno de los Estados Unidos, así sea autodenominadamente demócrata, con corrientes progresistas, pero ese progresismo juvenil, negro, árabe, diverso, latino, que hay allí, no logra cambiar la voluntad del Estado, que sigue ayudando a disparar las bombas»

En sus discursos, es recurrente escuchar la mención de la palabra «nazis» para referirse a ciertas políticas, pero es fuertemente criticado debido al peso de la misma. De la misma forma, Petro se refirió acerca del bloqueo de Israel a Gaza en donde manifestó su postura la respecto indicando que: «Esto decían los nazis de los judíos. Los pueblos democráticos no pueden permitir que el nazismo se restablezca en la política internacional. Isreaelíes y palestinos son seres humanos sujetos del derecho internacional. Este discurso del odio si prosigue solo traerá un holocausto».

Habitualmente en su vocablo, el mandatario colombiano sigue expresándose abiertamente en sus redes sociales y denunciando diversas cuestiones políticas que, según su postura, son injustas. En mayo, la Corte Penal Internacional emitió una orden de arresto contra el líder sionista Benjamin Netanyahu y su ministro de Defensa, Yoav Gallant, quienes fueron acusados de cometer crímenes contra la humanidad, incluyendo la masacre de civiles y el uso del hambre como método de exterminio.

Ante esta situación, Petro se manifestó en la red social X diciendo: «el derecho internacional, incluido sus órganos de justicia, debe ser defendido y profundizado. Es el acumulado de la civilización humana. Sin él, solo se impondrá la ley del más fuerte y bruto: la ley de los nazis».

En ese sentido, el líder colombiano denunció las acciones y los movimientos que se perciben como amenazas a la democracia y la justicia internacional e hizo un llamado a defender los principios del derecho internacional para evitar un retorno a la barbarie y la opresión.

Sus dichos también fueron para el presidente argentino Javier Milei, donde en una entrevista con Nocturna RCN, el presidente argentino se refirió al término socialista y expresó que «¿Qué es en el fondo un socialista? Es una basura, es excremento humano». Ante ello, el presidente colombiano le respondió diciendo «Esto decía Hitler».

Para tener un contexto más amplio, el uso del término «nazi» en Colombia está ligado a su poder retórico y simbólico para condenar acciones percibidas como autoritarias, represivas o profundamente injustas, amplificado por la polarización política y la influencia de los medios de comunicación.

En contextos donde se percibe que hay represión, violaciones de derechos humanos, o amenazas a la democracia, Gustavo Petro utiliza el término «nazi» para establecer una analogía con uno de los regímenes más conocidos y condenados de la historia moderna. Como si se tratara de una obsesión, el mandatario utiliza el término nazi más frecuente de lo que podría imaginarse.