La fecha es tentativa, pero se considera la posibilidad de abrir la temporada en aguas más al norte, lo que podría generar preocupación en Deseado por el riesgo de que los barcos se desplacen hacia Puerto Madryn.

Después de la reunión del Consejo Federal Pesquero (CFP) del jueves 9 de mayo, se espera la publicación de la fecha y los lineamientos para la prospección de langostino en aguas nacionales. Sin embargo, surgió la versión de que podría comenzar el 25 de mayo, debido a informes que señalan una abundancia de langostino entre los paralelos 47º y 48º, lo que augura una temporada exitosa. Aunque aún no se ha confirmado oficialmente, se discutirá en la reunión del jueves.

Este posible cambio en la ubicación de la prospección, moviéndola más al norte, presenta un desafío para Deseado, ya que algunas empresas están presionando para que se posterguen los cuadrantes históricos del sur. Esto podría desfavorecer la descarga en Puerto Deseado debido a la distancia, beneficiando a Puerto Madryn.

“Si se decide abrir más al norte, será complicado para Puerto Deseado; veremos qué estrategias se implementan para contrarrestar esto, ya que antes teníamos a Liberman, quien promovía la descarga en Deseado, pero ahora la situación ha cambiado”, reflexionó una fuente consultada.