El presidente de España trató de utilizar al bloque regional para perjudicar a Milei, pero se despegaron del conflicto, lo dejaron solo, y lo consideran una discusión entre dos paises.

Pedro Sánchez, jefe del Gobierno de España, continúa escalando un conflicto que él mismo empezó. Sin embargo, la Unión Europea (UE), bloque regional del que Madrid es parte, se despega del conflicto y preserva el vínculo comercial y diplomático con Buenos Aires.

Aunque Josep Borrell, alto representante de Asuntos Exteriores de la UE, salió al cruce de Milei y en defensa de España, desde la Unión Europea se mantienen al margen y buscan “no mezclar” un conflicto “entre dos presidentes”.

En su comunicado, el canciller de la UE sostuvo: “La libertad política, la prosperidad, la cohesión social basada en la redistribución fiscal y el respeto en el debate público son pilares de la UE”. Además, el diplomático señaló que “los ataques contra familiares de líderes políticos no tienen cabida en nuestra cultura: los condenamos y rechazamos, especialmente cuando provienen de socios”.

Como era de esperar, Borrell es un diplomático español de raigambre socialista que llegó a ser el representante de la política exterior de Bruselas, y buscó atemperar el conflicto al conocer los dichos de Milei contra Begoña Gómez, esposa de Pedro Sánchez, y sobre el socialismo. “Fue un exabrupto del presidente argentino, pero es un tema entre Argentina y España. La Unión Europea como bloque no condiciona el vínculo con Buenos Aires”, explicaron fuentes del organismo regional.

Amador Sánchez Rico, embajador de la delegación de la UE en Argentina, optó por la cautela diplomática y evitó hacer declaraciones. El único pronunciamiento de una autoridad del bloque fue el de Borrell.

Sin embargo, algunos europarlamentarios, como la española de ultra izquierda Iratxe García, presidenta de la coalición social demócrata del Parlamento Europeo, sí se refirieron al tema. “Insultar y escupir odio a nuestro Presidente es un ataque totalmente inaceptable. Cruzar los límites poniendo en peligro nuestra Democracia merece una respuesta firme y contundente”, consideró García en defensa de Sánchez.

Desde el Gobierno argentino, descartaron que la tensión con España afecte la relación con la Unión Europea. Diana Mondino, ministra de Relaciones Exteriores de Argentina, estuvo en Europa hace 10 días con reuniones oficiales en Bruselas, sede de la OTAN y la Unión Europea, así como en París, donde reside la OCDE.

Las gestiones para ingresar a la OCDE y la OTAN implican no menos de tres años. En el caso del ingreso a la alianza defensiva, requiere del consenso de todos sus miembros, incluyendo España. La Unión Europea, junto a Estados Unidos, tiene un rol predominante en ese organismo internacional. En el Palacio San Martín saben que la tensión diplomática con España puede generar fricciones en estas negociaciones, aunque evalúan que el cruce entre Milei y Sánchez no entorpecerá las gestiones.

Una prueba del interés de Bruselas por sostener el vínculo con Buenos Aires es que el 6 de junio se realizará la preparatoria para la reunión de la Comisión Mixta Unión Europea – Argentina, cuya cumbre está programada para el 1 de julio. En esta reunión se discutirán temas de interés birregional, entre ellos el Acuerdo Mercosur-UE, del cual Josep Borrell es un ferviente defensor, según informaron fuentes de la Casa Rosada.

El hidrógeno verde, el litio y el gas argentino figuran entre los principales temas de interés para los europeos. Además, hay un notable interés en las inversiones de diversos actores y empresarios de países de la UE en Argentina. La reunión de la Comisión Mixta se llevará a cabo en el Palacio San Martín y se espera la participación de altos representantes de la UE, así como de los países miembros.

A pesar de que La UE no ha intervenido de forma directa y no planea hacerlo por el momento, esta mañana, el canciller de España, Juan Manuel Albares, confirmó que el retiro de la embajadora española de Buenos Aires será «permanente». Esto ocurrió después de que Milei, en declaraciones periodísticas, asegurara que no le pedirá disculpas a Sánchez y redoblara sus críticas.

En la intimidad del gobierno argentino, se comenta que el presidente español utiliza el conflicto con Milei para posicionar a los parlamentarios de su país de cara a las próximas elecciones del Parlamento Europeo, ya que los partidos liberales y de derecha esperan lograr una elección que les permita aumentar su influencia política en el órgano soberano de la Unión Europea.