Desde el 10 de diciembre, se evidenciaron decenas de curros y robos que hubo durante el último gobierno kirchnerista, uno de los entramados de corrupción más profundos y complejos de la historia.

Desde que Javier Milei asumió la presidencia de Argentina, una serie de redes estructurales de corrupción ha sido descubierta, destapando irregularidades que abarcan desde la malversación de fondos hasta explotación sexual.

Las palabras del presidente, respecto a la gestión de la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, muestran el gran trabajo que considera que está haciendo en el combate contra la corrupción kirchnerista.

Todos los días encontramos un nuevo curro y lo sacamos afuera, es una máquina de encontrar curros. Tiene una división anticorrupción y todas las semanas se instala en un piso nuevo y hace unos quilombos de novela”, explicó.

Facturas fantasmas del Polo Obrero

Eduardo Belliboni, líder del Polo Obrero, firmó una factura de una empresa inexistente para justificar subsidios estatales que recibió durante el gobierno de Alberto Fernández.

Durante un allanamiento a la residencia de un puntero piquetero, se encontraron 50 millones de pesos en dólares y euros, lo que contradice las declaraciones de Belliboni sobre la posición económica de los miembros de su organización.

Red de explotación sexual

Se descubrió una red de explotación sexual dirigida por un dirigente de izquierda, quien utilizaba los planes sociales para manipular y explotar a sus víctimas en Chaco. Este caso resalta el uso indebido de programas sociales destinados a los más necesitados, y que los intermediarios utilizan para beneficio propio.

Marquina de recaudación

Tras una denuncia del Ministerio de Seguridad, se llevaron a cabo 27 allanamientos que revelaron una increible maquinaria de recaudación de dinero y comida destinada a los pobres. Este esquema, que aparentemente ha operado durante más de 20 años, demuestra un abuso sistemático de los recursos públicos y de los más necesitados.

Malversación en la Universidad del Chaco

Una auditoría iniciada en 2017 en una universidad del Chaco culminó con la imputación del rector por malversación de fondos. Este rector, vinculado al dirigente kirchnerista Jorge Capitanich, demuestra la corrupción en el ámbito educativo.

Comedores inexistentes

El Ministerio de Capital Humano, dirigido por Pettovello, descubrió que casi el 50% de los comedores asistidos por el gobierno anterior no existían. Uno de estos comedores figuraba como ubicado en un country, señalando un claro desvío de fondos millonarios destinados a la asistencia social.

Desaparición de fondos en Formosa

Sinforiano López, Diputado Provincial de Formosa y líder del Movimiento Evita en la provincia, fue denunciado por la desaparición de 63.900.000 pesos enviados por Emilio Pérsico, ex Secretario de Economía Social. Este caso revela la corrupción dentro de movimientos sociales que deberían proteger a los más vulnerables.

Promesas incumplidas de viviendas

El ex presidente Alberto Fernández prometió la construcción de viviendas financiadas con el impuesto a la riqueza. Aunque se ejecutaron más de 4000 millones de pesos, solo se entregaron estructuras incompletas, demostrando una grave malversación de fondos públicos.

La administración de Javier Milei continúa destapando escándalos que evidencian la profundidad y la extensión de la corrupción en Argentina. Estos descubrimientos subrayan la necesidad de una reforma integral en la gestión de los recursos públicos, la eliminación de los intermediarios, y la implementación de mecanismos de transparencia y rendición de cuentas.

Con todos los datos expuestos, ahora podemos entender el por que del nerviosismo de los sectores de la oposición y las organizaciones sociales que tanto atacan a la ministra Pettovello.