El municipio de Bariloche transformará el sistema de taxis, desregulando las tarifas y promoviendo la competencia con apps como Uber y Cabify.

En una decisión ya tomada por modernizar y flexibilizar el sistema de transporte en Bariloche, el Ejecutivo municipal ha presentado un proyecto de ordenanza que propone cambiar la figura de los taxis como servicio público a «servicio de taxi» a secas. Esta modificación permitiría que los propietarios de los taxis establezcan las tarifas de los viajes, eliminando la regulación estatal y adoptando un modelo similar al de los remises.

Según el proyecto, la tarifa podría determinarse por un “acuerdo libre entre las partes” o mediante el reloj taxímetro, que pasaría a ser opcional.

El intendente Walter Cortés defendió esta propuesta, argumentando que la competencia entre servicios de transporte beneficiará a los usuarios. “La Municipalidad no va a imponer más la tarifa de los taxis, lo va a regular el propio mercado, cada uno, porque de hecho hoy lo está regulando”, declaró Cortés.

Además de flexibilizar las tarifas, la iniciativa oficialista permitiría el uso de aplicaciones móviles de transporte como Uber y Cabify de manera legal en la ciudad. Esta medida responde a una demanda creciente de los vecinos que han solicitado la habilitación de estas plataformas para facilitar sus desplazamientos.

Reacciones a la Propuesta
La propuesta ha generado adhesiones y controversias. Mientras que diversos sectores de la comunidad ven con buenos ojos la flexibilización y la legalización de aplicaciones de transporte, los taxistas expresan su preocupación y oposiciónCarlos Di Franco, presidente de la Asociación de Taxis Bariloche, manifestó su sorpresa y descontento, criticando que no fueron consultados antes de la presentación del proyecto.

“Ante todo tomamos este proyecto con sorpresa porque no fuimos ni consultados ni convocados”, comentó Di Franco. Además, subrayó que “no estamos de acuerdo porque creemos que la esencia del taxi es el reloj y dejaría de ser lo que es. Durante la pandemia, fuimos el único transporte que quedó circulando, llevando a todos los enfermos porque somos un servicio público”.

Di Franco también expresó su deseo de participar en el debate para ofrecer propuestas desde el sector de los taxistas y trabajar en conjunto con el Concejo Municipal. “Nos hubiese gustado que nos hubieran dado a elegir o poder habernos sentado con tiempo y poder presentar algo desde nuestro sector”, afirmó.

Expansión del Servicio y Nuevos Taxis
El proyecto también contempla la incorporación de 100 nuevos taxis a la flota existente de 283 vehículos, con el objetivo de aumentar la disponibilidad y mejorar el servicio. Este incremento, junto con la flexibilización de tarifas, busca proporcionar un incentivo económico suficiente para que los taxistas mantengan sus vehículos en circulación durante más horas al día, especialmente en picos de demanda.

Comparaciones y Beneficios Esperados
El intendente Cortés comparó la situación con otras ciudades donde la competencia entre diferentes servicios de transporte ha demostrado ser beneficiosa. “La competencia entre los servicios de transporte resulta un beneficio directo para todo aquel que tiene que llegar en tiempo a su trabajo o simplemente trasladarse dentro de la ciudad sin sufrir contratiempos”, enfatizó.

La iniciativa refleja una tendencia global hacia la liberalización de los servicios de transporte, facilitando el uso de tecnología y aplicaciones móviles. Expertos en transporte urbano sostienen que esta medida podría mejorar significativamente la eficiencia y la satisfacción de los usuarios. Sin embargo, también advierten sobre la necesidad de establecer regulaciones claras para evitar posibles abusos y asegurar que la competencia sea justa y beneficiosa para todos los actores involucrados.

Perspectivas Futuras
A medida que el proyecto de ordenanza avance en su proceso de debate, será crucial la participación activa de todos los sectores implicados. Las autoridades municipales, los representantes de los taxistas y los usuarios deberán trabajar en conjunto para encontrar un equilibrio que permita modernizar el sistema de taxis sin perjudicar a los trabajadores del sector.

El proyecto de ordenanza presentado por el Ejecutivo municipal de Bariloche marca un cambio significativo en la gestión de los servicios de taxi. Al permitir la libre determinación de tarifas y la legalización de aplicaciones móviles de transporte, la ciudad se alinea con tendencias globales de modernización del transporte urbano. Sin embargo, la implementación de estos cambios deberá ser cuidadosamente planificada y regulada para asegurar que beneficie tanto a los usuarios como a los trabajadores del sector.