El vocero presidencial de la Casa Rosada, Manuel Adorni, en su habitual conferencia de prensa durante la mañana del 2 de mayo abordó la marcha por el Día del Trabajador y la movilización sindical programada para el 9 de mayo. Adorni precisó datos sobre la marcha de la Confederación General de Trabajo (CGT) realizada el 1 de mayo. Al respecto, el vocero comentó que «se escucharon varias cosas. Alguna de esas frases fue, por ejemplo, ‘no vamos a resignar un ápice de todos los derechos conquistados en tantos años’. Bueno, habría que ver qué se referían con esos derechos».

Consecuentemente, el vocero presidencial lanzó algunas cifras en respuesta a los reclamos de la CGT, entre ellas: «un 45% de los argentinos, hoy, trabaja en negro (o fuera de la formalidad) (…) ¿Qué derecho en tal caso consideran que han ganado esas personas?».

Por otra parte, Adorni citó uno de los carteles vistos durante la marcha convocada por el día del trabajador el cual tenía la inscripción ‘no a los salarios de miseria’. Sobre esto, dijo «bueno, evidentemente no terminan de entender que Argentina tiene uno de los salarios más bajos de toda América Latina. Incluso dentro de los países que peores salarios tienen, dentro del grupo que está Argentina, también está Haití, Nicaragua, Cuba y Venezuela«. Mientras que, por otro lado, resaltó un conjunto de países que «han optado por la libertad económica como Chile y Uruguay [y hoy] tienen los salarios más altos de la región».

La CGT, por su parte, confirmó a través de una conferencia de prensa el 1 de mayo, un paro general para el día 9 de mayo con el fin de «demostrar el descontento de los trabajadores. Nosotros tenemos en agenda ir a visitar a todos los senadores para que no voten la ley. Si el Gobierno nos convoca, hablaremos», afirmó Héctor Daer, uno de los dirigentes de la CGT, haciendo referencia a la ley Bases aprobada por la Cámara de Diputados el martes 30 de abril, la cual pasó al Senado.

Con respecto a este anuncio, el vocero presidencial juzgó el paro y a quienes lo organizan: «evidentemente muchos de los que están convocando al paro construyen una realidad que no existe o creen en una realidad que no existe«. Después reivindicó la postura ideológica del Gobierno al considerar que «nosotros estamos para recorrer el camino de la libertad y no para continuar con todo lo que ha hecho de este país, con una realidad que se aleja a la de un país rico como bien puede ser Argentina si efectivamente terminamos con el status quo y terminamos con este alejamiento que hay de la libertad, de la racionalidad y el sentido común».