Luego de seis meses de la guerra en Gaza, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) registra la muerte de 10 mil mujeres, de las cuales 6 mil son madres. Esto equivale a un total de aproximadamente 19 mil niñas y niños huérfanos dentro del territorio. Ante esto, la ONU considera que la guerra en Gaza es también una guerra contra las mujeres.

Por otro lado, las mujeres sobrevivientes de los ataques enfrentan situaciones adversas en medio de la guerra, pues muchas de ellas viven como desplazadas, se volvieron viudas y además sufren inanición. Esto último debido a las tácticas que Israel emplea para utilizar el alimento como arma de guerra. Cabe destacar, en el territorio hay más de 210 mil personas en situación de desempleo, hambruna y en necesidad de ayuda humanitaria.

De esta forma, la creciente guerra en Gaza se transformó en una violencia desmedida en contra de las mujeres palestinas. Al respecto, la ONU asegura que más de un millón de mujeres y niñas en no tienen acceso a alimento, agua potable y servicios de saneamiento e higiene, mismos que son necesarios para conservar un buen estado de salud, dignidad, seguridad y privacidad en las mujeres.

Sobre esto, el organismo informa que aunque estas acciones afectan otros sectores poblacionales en Palestina, en el caso de las mujeres embarazadas y lactantes, elementos como el agua potable y alimentos son de suma importancia, pues estas requieren una mayor cantidad de calorías e hidratación. Además, las restricciones a productos de higiene también afecta a miles de mujeres y niñas que requieren toallas sanitarias durante su periodo menstrual. Según datos de la ONU, para cubrir las necesidades de mujeres y niñas durante estos periodos, se necesitan 10 millones de toallas o compresas desechables o bien 4 millones de toallas reutilizables al mes.

Hasta la fecha han muerto más de 10.000 mujeres, de las que se estima que 6.000 eran madres. Las mujeres que han sobrevivido a los bombardeos siguen sufriendo, víctimas del hambre, la enfermedad y el miedo constante. No hay duda de que la guerra en Gaza es una guerra contra las mujeres, quienes están pagando un alto precio por un conflicto que no han provocado», declaró Susanne Mikhail, Directora Regional de ONU Mujeres en los Estados Árabes, en una rueda de prensa en Ginebra.

Así, la ONU asegura que para detener la guerra contra las mujeres en el territorio de Gaza se necesita la paz. Por lo cual, ONU Mujeres busca la ejecución de la Resolución 2728 (2024) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, aprobada el 25 de marzo de 2024. Esto con el objetivo de exigir el alto al fuego en Gaza, la liberación de rehenes y la distribución segura de ayuda humanitaria en el territorio.

Para frenar la violencia a la que son sometidas las mujeres palestinas, ONU Mujeres informó su colaboración con diferentes organizaciones palestinas de mujeres con las cuales buscan defender los derechos de las mujeres y niñas dentro de Gaza. Así, la organización asevera, de acuerdo con la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW68), las mujeres y niñas deben ser el centro de las respuestas humanitarias.

Respecto a esto, es importante recordar la creciente violencia que azota en el medio oriente, pues a la guerra en Gaza se le suma el ataque que sufrió Israel por parte de Irán. Esto debido al presunto ataque en contra del consulado iraní en Damasco.