Un grupo de Telegram salió a la luz luego de que varias mujeres, afectadas por la publicación ilegal de contenido personal, hicieran la denuncia formal al área de Ciberdelito de Fiscalía de Rawson.

Fotos íntimas, videos privados y contenido sexual. Carpetas ordenadas por nombre, apellido y ciudad de origen. Mujeres adultas y menores, expuestas sin consentimiento. “Minitas Trelew” es un grupo de Telegram donde las imágenes personales circulan de mano en mano.

“Hay fotos y videos de lo que te imagines”, dice una de las víctimas al teléfono, de quien cuidaremos su identidad. “Fotos en ropa interior frente al espejo, fotos explícitas mostrando genitales y videos sexuales realizando sexo oral. También hay menores”.

Se enteró cuando le escribió otra de las chicas que estaba en la lista. “Ella se infiltró en el grupo y me mandó una captura donde aparecían fotos mías”, dice.

Las capturas que recibió mostraban montones de carpetas, cada una identificada con el nombre y apellido de una mujer. Tuvo que hacerse pasar por hombre para infiltrarse.

El link de invitación lo obtuvo a través de otra página muy conocida donde se difunde contenido íntimo de mujeres: Poringa.

Modus operandi

“Minitas Trelew” es un grupo privado al que sólo se accede con link de invitación. Está integrado por más de 200 personas que van y vienen. Únicamente se permite el ingreso de hombres. Todo pasa por el administrador.

El funcionamiento es sencillo: alguien que tiene contenido de una chica crea una carpeta, le pone nombre y apellido, y ahí comienza la carga de fotos/videos. Si alguien no aporta o actúa de forma “sospechosa”, lo eliminan del grupo.

“Cuando se enteraron que nosotras ya sabíamos fue peor, ocultaron los nombres de todos los integrantes”, dijo. “Había carpetas de muchas conocidas mías”.

Estiman que hay entre 50 y 100 carpetas de mujeres oriundas de Trelew, Rawson, Puerto Madryn y Comodoro Rivadavia.

¿Qué tipo de material se comparte? De todo: capturas de pantalla de Instagram, historias de “Mejores amigos”, incluso videos íntimos y privados.

Los materiales de índole sexual los comparten personas con las que habían estado, exparejas o chongos. “Son personas con las que yo estuve y de las que yo confiaba”, dice.

“¿Alguno le sacó pack?”

“Te imaginarás los comentarios que tiran…”, dice la denunciante. “Totalmente misóginos, denigrantes, horribles. Algunas de nosotras somos madres, tenemos familia. Más de uno pone ‘uh, esta es menor’”.

“Algo que me llamó la atención es cómo se refieren a nosotras como ‘esta’. No dicen ‘ella’ o ‘la chica’. Todo el tiempo se refieren a nosotras como ‘esta’”.

“Están todas re chapa”, escribe uno de los integrantes. “¿Pero alguno le sacó pack?”, pregunta uno. “Ya van a aparecer fotos en bolas”, puso otro. “Hace 2 años que tiene 18 años”, disparó un tercero. También se lee: “A esta nos la c… entre 3”.

Lo peor llegó cuando en el grupo se supo que estaban expuestos. “¿Viste la película La Purga? Bueno, cuando se enteraron que sabíamos y que habíamos escrachado a algunos, pusieron que había que hacer una purga con nosotras”.

Violación de la Ley Olimpia

Varias de las mujeres que aparecen en estas carpetas realizaron la denuncia formal en Fiscalía de Rawson. Los actos difundidos en “Minitas Trelew” ya están en manos de la justicia por violación a la “Ley Olimpia” contra la violencia digital.

El 23 de octubre de 2023 entró en vigencia la Ley 27.736, llamada “Ley Olimpia”, que incorpora como una modalidad de violencia de género, la violencia contra mujeres en entornos digitales a la Ley 26.485 de Protección Integral de las Mujeres.

La norma aborda los delitos que violen la intimidad sexual de las personas a través de medios digitales y la difusión sin consentimiento de cualquier contenido privado, además de incluir los discursos de odio, contenidos sexistas, acoso y espionaje, entre otros. En este sentido, protege los derechos y bienes digitales, así como el acceso, permanencia y desenvolvimiento en el ámbito digital.

fuente: Diario Jornada