La masiva Marcha Federal Universitaria contra el ataque a la Educación Superior demostró que existen acuerdos tan amplios como el arco de sectores que participaron y convocaron y que la calle es el lugar donde poner límite a los atropellos.
No hay red social que suplante la participación activa en las movilizaciones.

La “licuadora” de Milei destruye salarios y jubilaciones. La inflación no para, se amenaza a las cajas de jubilación de todo el país y se ha paralizado la obra pública, entre ellas la construcción de escuelas. A las y los docentes nos quitaron el FONID y la conectividad, vaciando también al INET y al INFOD.

Ajustan a las provincias perjudicando a millones de personas, mientras los amigos del poder son cada vez más ricos. Esto no es un esfuerzo o un sacrificio necesario; es profundizar las desigualdades y quitarle al pobre para darle al rico.

EL 1° DE MAYO LAS TRES CENTRALES DE TRABAJADORES CONVOCAN A MOVILIZAR.

Seamos parte de esa marea que no se resigna ni confunde y que pone por delante los intereses colectivos a las divisiones y diferencias que existen.

¡Este 1° de mayo ocupemos las calles y plazas de cada localidad de la provincia!

¡Salgamos con nuestros reclamos como docentes: salario y presupuesto educativo!

¡Marchemos con carteles de nuestras escuelas y con la bandera de la defensa de la educación pública!