Hace 80 años, la pacífica región francesa de Normandía fue escenario del punto clave para liberar a Europa, de la ocupación nazi durante la Segunda Guerra Mundial, conocido actualmente como Día D. El 6 de junio de 1944, un frente conformado por 7.000 barcos, 10.000 vehículos y 156.000 soldados de Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Francia y otros países se adentraron por el Canal de la Mancha para realizar un ataque sorpresivo al ejército alemán en cinco zonas de la costa de Normandía.

Mientras, los alemanes fueron persuadidos creyendo que las tropas aliadas llegarían a Pas-de-Calais en otra fecha. Las fuerzas aliadas desplegaron la «Operación Overlord», llegando a las costas de Normandía a través del Canal de la Mancha. Este espacio era uno de los más fortificados por los nazis, así ingresar a Francia a través de esta región se consideraba un riesgo, casi un suicidio.

El objetivo fue llegar hasta los búnkeres alemanes ubicados en el acantilado, las brigadas norteamericanas tuvieron la arriesgada tarea de traspasar los muros para llegar a donde se encontraba el enemigo y neutralizarlo. Una vez que los soldados nazis fueron derrotados, 155 mil tropas aliadas lograron tomar el control de más de 140 kilómetros de la costa. El operativo permitió la liberación de Francia y la consecuente victoria de los aliados en todo el continente europeo.

La elección del día no fue casual, se tomaron en cuenta factores como las mareas y las condiciones meteorológicas para elegir el 6 de junio como día de desembarco. Los aliados tenían previsto que el Dia D fuera el 5 de junio, sin embargo, el capitán británico James M. Stagg pronosticó que ese día el viento sería demasiado fuerte, habría alto oleaje y la visibilidad no sería la óptima.

Ante este panorama, el general Eisenhower postergó la operación dos semanas, no obstante, el capitán Stagg afirmó que las condiciones serían óptimas el día siguiente, por lo cual se accedió a realizar la operación el día 6 de junio. Cabe destacar, de haberse realizado la operación el 5 de junio o dos semanas después, posiblemente las tropas aliadas habrían fracasado en su misión y la historia habría sido diferente.

Ocho décadas después, cientos de veteranos se reúnen en la conmemoración al Día D. Un evento al cual asistirán los líderes de las naciones que hicieron posible este operativo. Según anunció la Casa Blanca, el presidente Biden estará presente en la ceremonia conmemorativa.

«Como todos saben, la Operación Overlord no solo liberó la región occidental de Francia durante la Segunda Guerra Mundial, sino que también marcó el rumbo para la liberación del resto de Europa. Fue el principio del fin de la Alemania nazi. Y ayudó absolutamente a conducir a nuestro actual orden mundial basado en reglas que ha seguido haciéndonos a todos más seguros y protegidos», declaró el asesor de comunicaciones de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Kirby. Además, agregó, «esa guerra mostró al mundo el valor de las alianzas y asociaciones sólidas, que es la lección que sigue resonando hoy en Europa y mucho más allá».