Después de una temporada marcada por conflictos gremiales que llevaron a la reducción de la cantidad de pescado obtenido en el Puerto Rawson, ahora los gremios del sector pesquero no descartan una nueva paralización si se avanza con la vuelta del Impuesto a las Ganancias.

Germán Velazco, delegado de la seccional Rawson del SICONARA, alertó que, de avanzar la reinstalación del impuesto a las ganancias, los gremios pesqueros iniciarían medidas de fuerza que paralizarían la actividad.

“Estamos en muchos frentes, estamos con dirigentes nuestros en las comisiones de diputados y senadores; estamos viendo con mucha preocupación lo que va a pasar, este es un Gobierno que no sabemos para dónde puede llegar a salir, no sabemos cuáles son los intereses reales que tiene”, consideró el representante del gremio de conductores navales”.

Cuando asumió Milei, “pusieron en jaque toda la matriz productiva nacional desde el momento que querían modificar la Ley Nacional de Pesca, y hoy vemos que en una acción que consideramos represalia para los trabajadores de la pesca y para los trabajadores de otros sectores, vienen de vuelta con el impuesto a las ganancias, con estas modificaciones que, en nuestra actividad, directamente muchos de los trabajadores van a optar por ir a un paro por tiempo indeterminado o buscar alguna medida de acción directa para tratar de frenarlo, porque están perdiendo el 50% de lo que producen y nadie va a pasar la vida al medio del mar para que el 50% se lo lleve el Estado”.

Para el olvido

El dirigente del sindicato de conductores navales también recordó que la temporada 2023/2024 en el Puerto Rawson fue “atípica, para el olvido, teniendo el potencial productivo que tiene Rawson, que el nivel de conflictividad que tuvo la actividad haya llevado a perder dos meses de temporada”.

“Hay que hacer una mesa amplia de dirigentes gremiales, empresarios y funcionarios y tratar de buscar una salida para que esto no vuelva a ocurrir nunca más”, afirmó Velazco.

“Estamos en permanente comunicación con los gremios y con los empresarios para tratar de buscar una salida a esto, porque no le hace bien a la comunidad en general, sino va a ser un invierno muy largo o lo peor que nos puede pasar es que otros puertos que tienen competitividad con la provincia de Chubut empiecen a ganar un protagonismo que no tienen que tener”.