Funcionarios del Ministerio Público de la Defensa y del Ministerio de Justicia participaron de un juicio simulado a cargo del ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona. La sede de la Defensoría General de la Nación fue el lugar elegido para realizar el «juicio simulado sobre tráfico ilícito de drogas, delitos económicos y corrupción».

El ministro de Justicia afirmó que el objetivo de este simulacro es capacitar a los jueces, fiscales y defensores sobre la estrategia del juicio que se necesitan para los nuevos desafíos del sistema acusatorio. «Es una herramienta crucial para fortalecer las instituciones, introducir un modelo de justicia que promueva celeridad, inmediatez, presencia de partes, moderniza los mecanismos de persecución penal y da nuevas herramientas para la investigación del narcotráfico, la corrupción, el lavado de dinero y la trata de personas», afirmó Libarona.

La actividad contó además con la presencia de la defensora General de la Nación, Stella Maris Martínez; la jefa de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) en Argentina, Lucía Consoli; y la agregada política de la embajada de Estados Unidos, Jessica Kuhn.

Por su parte, Martínez señaló el protagonismo de la defensa pública en Argentina, tanto en la representación de los acusados como de las víctimas de delitos. «El sistema acusatorio tiene tres pilares, que son los jueces, la fiscalía y la defensa, que deben tener paridad de armas para que suceda entre ellos una real confrontación, tal como lo prevé este modelo», subrayó Martínez. Además, afirmó que «por eso, la defensa necesita tener recursos y ser fuerte para cumplir su rol«.

Asimismo, la jefa de UNODC en Argentina, reafirmó la cooperación de su oficina para luchar contra la droga y el narcotráfico. «La UNODC se encuentra implementando el proyecto de reforma de justicia argentina, cuyo mayor objetivo es fortalecer las capacidades técnicas de las respuestas de la justicia penal para perseguir este tipo de delitos mediante la aplicación del sistema penal oral acusatorio», afirmó Lucía Consoli.

De esta forma, el juicio simulado, el cual comenzó el día 6 de junio y finalizará en la jornada del 7, se dirige a una treintena de funcionarios. Con esta actividad se busca fortalecer las capacidades técnicas dentro del Poder Judicial de la Nación, el Ministerio Público Fiscal y Defensa. Con estás herramientas se espera mejorar el proceso de persecución y enjuiciamiento del tráfico ilícito de drogas, los delitos económicos y la corrupción en el contexto del sistema penal acusatorio.