Un correo electrónico interno, difundido por Electreck, evidenció que Tesla planea despedir a más del 10% de su fuerza laboral global. Como señala The Verge, el despido de 14 de los 140 mil empleados de la compañía se da a unas semanas del informe sobre la primera disminución interanual en la entrega de vehículos, desde 2020.

Junto con esta noticia, Drew Bagliano, a cargo de la división de energía y tren motriz de Tesla, y Rohan Patel, jefe de Políticas, hicieron públicas sus renuncias a través de X. En ambos casos, los ejecutivos bridaron a Elon Musk agradecimientos por haberles permitido formar parte de Tesla y recapitularon su trayectoria en la empresa.

Farzad Mesbahi, periodista especializado en tecnología, escribió en X respecto a las salidas de Baglio, Patel y el despido del 10% de la fuerza laboral. Farzard describe, aunque esta no es la primera ocasión en que ejecutivos de alto perfil abandonan la compañía, considera Tesla está perdiendo grandes talentos. Lo cual, asegura no solo supondrá tensión adicional para Musk, dados el incumplimiento de períodos de entrega y bajo desempeño en este índice, sino que podría resentir las ausencias de dichos ejecutivos durante el proceso de reconfiguración.

A juicio de Farzad, el despido de los más de 14 mil trabajadores no es una sorpresa, pues ya antes la empresa ha realizado este tipo de recortes para garantizar la eficiencia y tamaño adecuado de la empresa. Sin embargo, aprecia esta medida como «mayor de lo habitual» y considera podría generar vacíos de talento capaz y especializado, además de comprometer los objetivos futuros de la empresa.

Con ello en cuenta, Farzad comenta, «será interesante ver cómo Tesla enmarca esto en su informe de resultados trimestrales la próxima semana». Con lo cual, considera el proceder de Tesla como negativo y exalta el historial de la empresa respecto a la renuncia de ejecutivos y recortes de personal en sus fábricas.

Por su parte, Elon Musk, CEO de Tesla, respalda las estimaciones de Farzad y asegura que los hechos referidos son parte de la estrategia de la empresa. «Aproximadamente cada 5 años necesitamos reorganizar y optimizar la empresa para la siguiente fase de crecimiento», escribió.