Truth Social surgió como un impulsor de la atención de los medios hacia Donald Trump durante el ciclo electoral de mitad de período de 2022. En este sentido, superó a Twitter en su capacidad para atraer noticias durante las elecciones primarias de 2016, según un estudio revisado por pares realizado por un investigador de comunicaciones de la Universidad de Buffalo.

El análisis reveló, si bien Truth Social fue efectivo para llamar la atención hacia Trump, su impacto se vio limitado en comparación con el entonces Twitter, ahora X. Aunque los periodistas cubrieron el uso de ambas plataformas por parte de Trump, las publicaciones de Truth Social se incorporaron con menos frecuencia en las historias de noticias que sus tweets en 2016.

Dichos hallazgos ofrecen una perspectiva valiosa sobre la influencia de las redes sociales en la política y el papel cambiante de los medios digitales. Según Yini Zhang, profesora asistente de comunicación y autora principal del estudio, la capacidad de Trump para atraer atención a través de las redes sociales no se limita a una plataforma específica, sino que reside en su habilidad para involucrar a los usuarios.

Asimismo, el estudio comparó los períodos electorales de 2016 y 2022 para evitar sesgos. Destacó que, a pesar de su menor tamaño, Truth Social aún atrae la atención de los medios a nivel nacional. Sin embargo, la eficacia limitada de esta plataforma podría no ser generalizable a otros candidatos políticos.

La disminución en la cantidad de publicaciones incrustadas de Trump sugiere un cambio en las prioridades editoriales, con periodistas y editores siendo más selectivos al amplificar contenido de redes sociales. El estudio subraya tanto los éxitos como los límites de Truth Social como motor de noticias para Trump, destacando la necesidad de una comprensión más profunda de cómo las plataformas de redes sociales influyen en la cobertura mediática y el paisaje político en evolución.