En la opinión Mises Institute, el veredicto de la corte de Manhattan contra Donald Trump por falsificación comercial con cargo federal no representa una victoria de ley, como señalaron los demócratas, sino un motivo político. Según la institución de análisis económico con sede en Austria, las elites a cargo del sistema de justicia de Estados Unidos emplean la retórica de «nadie está sobre la ley» para velar que sus operaciones pueden operar fuera de los límites legales.

Tras ser declarado culpable con 34 cargos en el caso Hush Money, así como comprar la confidencialidad de personas cercanas a la falsificación, el actual candidato del Partido Republicano se convirtió en el primer presidente estadounidense con este veredicto. Para el Partido Demócrata, así, el declarar culpable al exmandarario es tanto una victoria política y de justicia, como triunfo electoral ante el clima de las elecciones en 2024.

De acuerdo con el senador de Nueva York, Chuck Schumer, el veredicto de la corte es evidencia del curso que ha tomado el sistema de justicia estadounidense. A través de su cuenta oficial de X, antes Twitter, Schumer declaró la consigna: «nadie está por encima de la ley».

Respecto a la coyuntura político-electoral del caso contra Trump, el Mises Institute informó que los demócratas se han asegurado de colocar miembros y simpatizantes de su partido en las fiscalías. Sobre ello, señaló, los fiscales estatales y federales mantienen una campaña de persecución que asegura el fallo contra sus rivales electorales.

La defensa del Partido Republicano respondió con una postura similar, mediante la cual calificó el proceder de los demócratas como un ejercicio político. Mike Johnson, presidente de la Cámara de Representantes, informó la politización del sistema de justicia de Estados Unidos es una vergüenza.

Por su parte, usuarios de redes sociales denunciaron que la presunta victoria de los demócratas se encuentra en medio de un panorama marcado por la impunidad. En medio de la celebración por el veredicto contra Donald Trump, activistas y organizaciones destacaron que el sistema de justicia estadounidense debe mirar a casos como la aprobación armamentista de Joe Biden en Gaza, así como los casos inconclusos contra los asistentes a la Isla de Epstein.

Cabe destacar, el impacto electoral del caso contra Donald Trump ocupa un lugar de análisis entre expertos del sector. Según cifras de Statista y YouGov, 30% de los ciudadanos estadounidenses mayores de 18 años consideran que no tendrá un efecto negativo para su campaña. En comparación, 14% del sector votante de Estados Unidos piensa en el veredicto de la corte como un golpe para los simpatizantes del empresario republicano.